Geek Girl Views


Deja un comentario

La controversia del término “Lolita” (Japón v/s Occidente)

Desde hace mucho tiempo por parte de las personas de occidente (especialmente las personas de habla Inglesa) ha existido cierta controversia sobre el término “Lolita” utilizado en Japón.

Esto se debe a que los significados que tiene dicha palabra en ambas zonas mundiales son totalmente distintos, casi como si fueran antónimos.

Claro está que -aparentemente- la diferencia entre ambas definiciones es totalmente casual. A no ser, claro, que el causante del significado occidental del término “Lolita” (un escritor Ruso) haya tenido como meta ser un poco “sarcástico” en su trabajo, y efectivamente haya conocido el término Japonés.

Pero evitemos las confusiones. Ahora mismo pasaré a explicar la razón del término occidental para ayudarlos a entender mucho mejor a lo que me refiero.


El significado actual de la palabra “Lolita” en occidente, debe su origen al escritor Ruso -y posteriormente nacionalizado Estadounidense- Vladimir Nabokov. Éste escritor, quién primeramente realizaba sus obras en Ruso, y luego comenzó a escribir exclusivamente en Inglés, dio su gran salto a la fama con su novela literaria llamada “Lolita“, la cuál escribió en el año 1955.

La novela relata la historia de una jovencita de 12 años llamada Dolores, a la que cariñosamente llaman Lolita. Su madre, mujer viuda del padre de Lolita, decide contraer matrimonio con un nuevo hombre; sin embargo éste hombre rápidamente comienza a presentar una obsesión con Lolita. Tras la inmediata y fatídica muerte de la madre de Lolita, su padrastro (Humbert) queda como tutor legal de la pequeña Lolita y comienza a desencadenar una fogosa relación amorosa con la jovencita.

Es a causa de esta popular novela (que incluso tiene varias adaptaciones cinematográficas) que en occidente se comenzó a utilizar la palabra “Lolita” para referirse a jovencitas promiscuas, de despertar sexual demasiado temprano o con actitudes provocativamente equívocas para su edad.

Sin embargo en Japón -y como ya lo había dicho antes- el significado de esta palabra es drásticamente distinto.

En Japón, se conoce como “Lolitas” a las jóvenes de apariencia dulce, tierna e inocente; chicas muy infantiles y a las que prácticamente les gusta lucir como princesas. Algo completamente distinto al término Occidental.

Si me preguntan, yo personalmente creo que esto debe ser mera casualidad. Pero aún así, al no estar vivo el autor de la novela Lolita -y por ello no tener la posibilidad de preguntarle personalmente- es imposible saber la verdad más allá de simples especulaciones.

Pero lo que sí es seguro, es que desde hace mucho tiempo -y más aún ahora, que la cultura Asiática se está viralizando rápidamente por todo el mundo- ha existido este choque de definiciones para una misma palabra, los cuales -sarcásticamente- son totalmente distintos el uno del otro.

Redacción por: Nathaly Tiznado Siegmund (NathChan).
Este material no posee ningún tipo de copy-paste, es un trabajo 100% original. Si usted va a utilizar lo aquí redactado, tenga la consideración de enlazarnos como fuente del trabajo.

Anuncios


Deja un comentario

Literatura: Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll



Creí que ya era hora de hablar sobre uno de mis libros favoritos, y uno de mis grandes inicios en la literatura hace ya bastantes años (Mi infancia, para ser exactos).

En el instante en que leí este libro por primera vez, debí haber bordeado los diez años (quizás un poco menos), y creo que eso me hizo apreciar mucho mejor, en mis lecturas posteriores, el comentario más repetido sobre “Alicia en el País de las Maravillas”. Comentario que seguramente muchos han oído, o leído; el cual habla (tanto por novatos como por expertos) de las distintas perspectivas que deja el libro para las distintas edades de sus lectores.

Tal vez ese era uno de los propósitos de Lewis Carroll (cuyo verdadero nombre era Charles Lutwidge Dodgson), lo cual es una teoría bastante publicitada desde hace muchos años antes de nuestro propio nacimiento. Pero lo cierto es que nadie nunca lo sabrá, porque el único quién podría tener esa respuesta (o también a quiénes la pudiese haber comentado) no se encuentran hoy en día para consultarles sobre la verdad.



Pero hablando de mi experiencia personal, a los diez años anteriormente nombrados leí este libro por primera vez; la versión extendida y no la infantil. Mi percepción, a pesar de ser la versión extendida, fue que era un cuento de hadas bastante entretenido, un poco difícil de comprender y muy largo. Más que eso, no pensé más; aunque tal vez fue una percepción influenciada por la fantasía que Disney había dejado en mi mente.

Mi posterior lectura, siendo ya una persona mayor de edad, me dejó una perspectiva totalmente distinta. El libro ahora me parecía una historia bastante interesante, llena de metáforas, mensajes ocultos. Una historia con toques infantiles pero a la vez bastante psicológica, que intentaba pegar en dudas existenciales bastante recurrentes en el ser humano, y a veces bastante fuertes.

Honestamente, me parecía un lobo vestido de oveja, y por eso le amé aún más.

Y creo que por eso mismo tiene la magia especial que comentaba anteriormente, la de las edades de sus lectores. Por el hecho de ser un lobo vestido de oveja es que a los niños pequeños les parece fascinante, porque ven el lado inocente de una oveja, y mientras el intelecto y la percepción van creciendo, se comienza a hacer más interesante, un poco más lobo y si lo estudias mucho, hasta un poco macabro.



Ahora, si ustedes creen que estoy exagerando (lo cual seguramente pasará, porque es una idea difícil de creer), honestamente siento que no pudieron percibir la esencia del libro; y no los culpo, porque a veces es difícil darse cuenta de algunos mensajes ocultos, sobre todo si no les pegan directamente (como por ejemplo, dudas existenciales que tuvieron antes de leerlo, las cuales pueden notar aunque estén ocultas, porque desde antes de leer el libro las sentían dentro de ustedes).

Así que, si leyeron el libro y no creen nada de lo que les estoy diciendo, los invito a leerlo nuevamente con esta nueva idea en la cabeza, a más que leer, intentar entender cada frase que en el libro se conjuga. Se llevarán una sorpresa.

Redacción por: Nathaly Tiznado Siegmund (NathChan).
Este material no posee ningún tipo de copy-paste, es un trabajo 100% original basado en diversas fuentes de información. Si usted va a utilizar lo aquí redactado, se pide que por favor tenga la consideración de enlazarnos como fuente del trabajo.