Geek Girl Views


Deja un comentario

La controversia del término “Lolita” (Japón v/s Occidente)

Desde hace mucho tiempo por parte de las personas de occidente (especialmente las personas de habla Inglesa) ha existido cierta controversia sobre el término “Lolita” utilizado en Japón.

Esto se debe a que los significados que tiene dicha palabra en ambas zonas mundiales son totalmente distintos, casi como si fueran antónimos.

Claro está que -aparentemente- la diferencia entre ambas definiciones es totalmente casual. A no ser, claro, que el causante del significado occidental del término “Lolita” (un escritor Ruso) haya tenido como meta ser un poco “sarcástico” en su trabajo, y efectivamente haya conocido el término Japonés.

Pero evitemos las confusiones. Ahora mismo pasaré a explicar la razón del término occidental para ayudarlos a entender mucho mejor a lo que me refiero.


El significado actual de la palabra “Lolita” en occidente, debe su origen al escritor Ruso -y posteriormente nacionalizado Estadounidense- Vladimir Nabokov. Éste escritor, quién primeramente realizaba sus obras en Ruso, y luego comenzó a escribir exclusivamente en Inglés, dio su gran salto a la fama con su novela literaria llamada “Lolita“, la cuál escribió en el año 1955.

La novela relata la historia de una jovencita de 12 años llamada Dolores, a la que cariñosamente llaman Lolita. Su madre, mujer viuda del padre de Lolita, decide contraer matrimonio con un nuevo hombre; sin embargo éste hombre rápidamente comienza a presentar una obsesión con Lolita. Tras la inmediata y fatídica muerte de la madre de Lolita, su padrastro (Humbert) queda como tutor legal de la pequeña Lolita y comienza a desencadenar una fogosa relación amorosa con la jovencita.

Es a causa de esta popular novela (que incluso tiene varias adaptaciones cinematográficas) que en occidente se comenzó a utilizar la palabra “Lolita” para referirse a jovencitas promiscuas, de despertar sexual demasiado temprano o con actitudes provocativamente equívocas para su edad.

Sin embargo en Japón -y como ya lo había dicho antes- el significado de esta palabra es drásticamente distinto.

En Japón, se conoce como “Lolitas” a las jóvenes de apariencia dulce, tierna e inocente; chicas muy infantiles y a las que prácticamente les gusta lucir como princesas. Algo completamente distinto al término Occidental.

Si me preguntan, yo personalmente creo que esto debe ser mera casualidad. Pero aún así, al no estar vivo el autor de la novela Lolita -y por ello no tener la posibilidad de preguntarle personalmente- es imposible saber la verdad más allá de simples especulaciones.

Pero lo que sí es seguro, es que desde hace mucho tiempo -y más aún ahora, que la cultura Asiática se está viralizando rápidamente por todo el mundo- ha existido este choque de definiciones para una misma palabra, los cuales -sarcásticamente- son totalmente distintos el uno del otro.

Redacción por: Nathaly Tiznado Siegmund (NathChan).
Este material no posee ningún tipo de copy-paste, es un trabajo 100% original. Si usted va a utilizar lo aquí redactado, tenga la consideración de enlazarnos como fuente del trabajo.


2 comentarios

Tendencias Populares: Los “Hipsters”, la subcultura de los años 40′ que renació con la llegada del siglo 20

Fue en el año 1940, dentro del territorio Estadounidense cuándo se comenzó a utilizar la palabra “Hipster”, específicamente para denominar a las personas que gustaban del Jazz clásico, que era inmensamente popular en varios sitios de Estados Unidos a inicios de dicha era.

El Hipster de dicha época no tardó mucho en comenzar a adoptar el tipo de vida de los músicos de Jazz a los cuales admiraban, quienes eran más que nada hombres negros un tanto mayores, que tenían una forma de vestir formal (más no lujosa), que tenían un humor sarcástico, una actitud relajada, que usualmente fumaban marihuana y que podían parecer a simple vista personas de pocos recursos, pero que en realidad su pobreza era un tipo de pobreza auto-impuesta (pues dinero tenían, pero preferían vivir un estilo de vida humilde).

Así fue como los Hipsters, quienes eran en su mayoría jóvenes blancos, comenzaron a adoptar las actitudes anteriormente descritas y a frecuentar comunidades afroamericanas por su música y baile, a mantener un nivel económico igual al que simulaban los afroamericanos y a intentar asemejarseles en cuánto fuese posible.

Después de un par de años se declaró oficialmente al Hipster como una subcultura cortés e inmensamente civilizada, relajados, conocedores de la burocracia y la hipocresía social, anarquistas, cultos, que siempre tienen a raya sus emociones, que intentan ante todo ser geniales (aunque a su modo) y que aprecian la música clásica (en especial el Jazz).

El renacimiento Hipster (Del año 2000 al año 2010)

Al revivir la subcultura Hipster, se realizó con una tendencia hacia lo “alternativo” o lo “antimoda” y con integrantes que casi en su totalidad eran de clase media o alta. Con inclinaciones hacia la música alternativa, con gustos por una vida bohemia y con un sentido de la moda que ironizara con lo establecido en la llegada del siglo 20′. Con un especial gusto por el cine independiente y por atracciones culturales que no cayeran en lo “mainstream”, con tendencias por la comida orgánica, con un amor inmenso a la información, con un gusto especial a frecuentar cafés culturales y con fuertes tendencias a trabajar en áreas creativas, humanas o tecnológicas, siendo personas que en su totalidad buscan desarrollarse en el área intelectual y no ser mezcladas con el común de la sociedad.

El Hipster Popular (Del año 2011 al año 2013)

Llegando el año 2011 fue que la subcultura Hipster pasó a ser una simple moda popular y a perder gran parte de sus reales valores.

Los jóvenes actuales convirtieron el término “Hipster” en una de las modas más famosas y recurridas de hoy en día, alejándolo mucho del principal propósito de la subcultura nacida en los años 40′, el cuál era estar separados totalmente del común de la sociedad y no verse tocados por las modas populares que se hacían presentes.

Hoy en día la mayoría de la sociedad cataloga a un Hipster como una persona con lentes grandes, ropa de segunda mano, cabello preferiblemente tinturado de algún color poco usual, con quizás alguna expansión en la oreja, con gusto por áreas culturales como la fotografía, el cine y las comunicaciones, que tiene tendencias por la marca “Apple”, tendencia a frecuentar cafés como “Starbucks”, y que poseen por lo menos una cámara fotográfica profesional altamente moderna y costosa de marcas como “Canon” o “Nikon”.

Si bien se ha mantenido el gusto por la cultura en general y la ropa anticuada para la época, es muy cierto que el término se ha retorcido demasiado. Por ejemplo, la subcultura Hipster original jamás hubiese concedido el poseer pertenencias de marcas como “Apple”, puesto a que esta marca hace alusión a la sustentación y la pretensión material y social, de la que ellos siempre priorizaron mantenerse alejados. Tampoco asistir a cafés como “Starbucks” es algo que esta subcultura hubiera realizado, puesto a que si viene cierto ellos asistían a cafés culturales, siempre se mantuvieron frecuentando lugares de muy bajo perfil y poca audiencia.

Por otro lado, la subcultura Hipster original tal vez se hubiera interesado por la Fotografía, pero jamás sustentando cámaras de valores tan exagerados y modernas como actualmente se utilizan, profesional claro que sí, “Canon” o “Nikon” tal vez, pero nunca una tan costosa como las que traen quienes hoy en día se denominan irónicamente “Hipsters de tomo y lomo”.

El rescate del término “Hipster” en la actualidad

Aún existen Hipsters que se apegan a lo que fue la idea principal que se presentó a inicios del siglo 20′ y que la acomodan a un poco a sus gustos modernos logrando no perder casi nada de la esencia que se estableció al revivir la subcultura, pero en sí a estas alturas de propagación del término “Hipster” es muy difícil lograr diferenciar a quienes los hacen por “seguir la moda” y quienes lo hacen por “sentirse parte de la subcultura”.

Gran variedad de Hipsters fieles a las raíces originales del término “Hipster” han intentado crear una división entre la masa popular y sí mismos, pero dicha tarea se ha hecho especialmente difícil para ellos, a causa de dos grandes hechos: El primero es que la gran mayoría de la sociedad tiene una idea fija de que los Hipsters son lo que presentaron la mayoría de los jóvenes entre los años 2011 y 2013. Y el otro gran hecho es de que cada vez existen más jóvenes que deciden seguir esta línea sin investigar el real significado, y por lo tanto solo imitando las tendencias nacidas entre los años 2011 y 2013.

Redacción por: Nathaly Tiznado Siegmund (NathChan).
Este material no posee ningún tipo de copy-paste, es un trabajo 100% original. Si usted va a utilizar lo aquí redactado, tenga la consideración de enlazarnos como fuente del trabajo.